FLAN DE NARANJA

Este flan de naranja es muy fácil de preparar, lo tienes en pocos minutos, y como se hace con zumo natural, siempre resulta fresco y ligero.


INGREDIENTES para 6 personas

  • 350 ml. de zumo de naranja (mejor si es natural, bien colado y sin nada de pulpa)
  • 1 lata de leche pequeña de leche condensada (370 gr)
  • 2 cucharadas rasas de maizena
  • 5 huevos
  • Caramelo líquido para el molde (opcional)

ELABORACIÓN

  1. Batimos juntos en el vaso de la batidora todos los ingredientes (menos el caramelo si vas a ponerlo) hasta que quede una mezcla lisa muy homogénea.
  2. Caramelizamos un molde y vertemos la mezcla con cuidado.

Elaboración tradicional: Hacemos al baño María una media hora o algo más hasta que al pinchar con un palillo comprobamos que está bien hecho. Dejamos enfriar antes de desmoldar.

Microondas: Programamos 15 minutos al 80% de potencia (para microondas de 850 W.) y vamos añadiendo minuto a minuto a potencia máxima si vemos que no está cuajado. Dejamos enfriar antes de desmoldar.


CONSEJOS Y COMENTARIOS

Este flan tiene una consistencia firme y compacta y mucho sabor a naranja. Si lo prefieres omite el caramelo de la receta y haces el flan en un molde sin caramelizar. De esta forma lo puedes acompañar con sirope de chocolate, que le va de maravilla, o simplemente con nata montada.

GOMINOLAS DE NARANJA

Si os gustan mucho las gominolas y queréis hacerlas vosotros mismos para que sean mucho más sanas y naturales, aquí tenéis una receta de gominolas de naranja muy fácil de hacer.

Podéis utilizar esta misma receta para hacer las gominolas del sabor que más os guste, simplemente cambiando el zumo de naranja por otro zumo de fruta.

Esta es una receta ideal para sorprender a los niños en cualquier fiesta o cumpleaños, ya que a ellos les encantan las gominolas. También podéis hacer bolsistas de gominolas caseras y regalarlas a vuestros seres queridos.

 

Ingredientes:

  • 250 ml. de zumo de naranja.
  • 50 gr. de azúcar.
  • 5 láminas de gelatina.

Elaboración de la receta:

Primero tenéis que poner en un recipiente con agua fría la gelatina para que se ablande. Por otra parte añadís en un cazo el zumo de naranja y el azúcar. Dejáis que cueza a fuego medio unos 5 minutos, removiendo de vez en cuando para que se disuelva bien el azúcar.

Luego apartamos del fuego el zumo de naranja con el azúcar y le añadimos las láminas de gelatina. Removemos bien la mezcla para que se disuelva bien toda la gelatina.

Colocamos la mezcla en un molde o en cubiteras de hielo con formas y lo dejamos en la nevera unas horas para que se enfríe.

Cuando la gelatina esté sólida podemos cortarla con cortapastas para hacer formas, con un cuchillo para hacer cuadraditos, etc… Por último podéis rebozar la gelatina en azúcar si queréis.

TRUFAS DE NARANJA

Un delicioso postre para los más chocolateros. Y muy fácil de hacer.

Ingredientes:
200 gr de chocolate fondant (70% de cacao)
75 ml de nata líquida
50 gr de mantequilla
1 yema de huevo
1 cucharada de monda de naranja rallada
1 cucharada de monda de naranja cortada a trozos diminutos
cacao en polvo o fideos de chocolate
un chorrito de de Cointreau

Cómo prepararlo:
Se ralla un poco de piel de naranja, como para llenar una cuchara sopera.
Se corta a trocitos muy pequeños un poco de piel de naranja, como para llenar una cuchara sopera.
Se pone en un cazo la nata y la mantequilla y se calienta a fuego lento para que se derrita la mantequilla.
Justo cuando comience a hervir se retira del fuego y se le añade el chocolate previamente troceado -para facilitar el proceso de derretido- y se tapa el cazo.
Cuando el chocolate se haya derretido, se destapa el cazo y se remueve hasta que quede una pasta uniforme.
A continuació se añaden los restantes ingredientes: la yema, la monda de naranja rallada, la monda de naranja troceada y un chorrito de Cointreau. Y se remueve bien para que todo ello se mezcle.
Se deja enfriar la mezcla a temperatura ambiente y cuando esté fría se sigue enfriando en la nevera para que adquiera una textura más espesa.
Después se hacen pequeñas bolitas con la mezcla y se cubren con el cacao en polvo o los fideos de chocolate.
Se vuelven a introducir en la nevera hasta el momento de su consumo.

Recomendaciones:
Cubrir con cacao para un sabor más amargo, con Colacao para un sabor más dulce o con fideos de chocolate para un acabado más profesional.
Al trocear la piel de naranja, bien picadita, evitar la parte blanca que es amarga. A no ser, claro está, que nos agrade el sabor de naranja amarga.
Para ocasiones posteriores modificar las cantidades de piel de naranja a nuestro gusto, según si el sabor a naranja nos resultó muy fuerte o muy suave.
Lo mismo vale para el Cointreau.

TRUFAS DE CHOCOLATE BLANCO Y NARANJA

Hay muchísimas personas amantes del chocolate y piensan lo mismo que nosotros, que el chocolate y la naranja encajan perfectamente. Hoy os traemos una receta deliciosa, Las Trufas de Chocolate Blanco y Naranja, un dulce al que no os podréis resistir.

INGREDIENTES:
240 gr. de chocolate blanco.
75 gr. de mantequilla.
45 ml. de nata para montar.
Ralladura de naranja (Con la de media naranja vale).
1 c.c. de zumo de naranja.
Azúcar glas para rebozarlas (como alternativa el chocolate blanco rallado no está nada mal).

PASO 1. El día anterior ponemos la ralladura de la naranja en un bol junto con la nata para montar, lo tapamos con papel film y a la nevera toda la noche.
PASO 2. Por la mañana cogemos la nata con naranja de la nevera y la colamos para quitar toda la ralladura de naranja.
PASO 3. Añadimos el chocolate y la mantequilla a la nata y la derretimos (se puede hacer al microondas, solo tienes que ir parando cada 30 segundos y remover).
PASO 4. Le echamos un poco de sal y el zumo de naranja natural y mezclamos bien.
PASO 5. Dejamos enfriar un poco, tapamos con un papel film y lo metemos en la nevera unas dos horas (o hasta que esté un poco duro).
PASO 6. Hacemos las bolitas y por ultimo las rebozamos en el azúcar glas.

Se pueden guardar en la nevera hasta una semana (con lo buenas que están, nunca duran tanto ^_^!).

TIRAMISÚ DE NARANJA

Uno de los postres italianos más internacionales y que más gusta, es el Tiramisú. Además es facilísimo de realizar y su receta tradicional se presta para que dejemos volar nuestra imaginación de modo que le demos nuestro toque personal variando algún elemento o añadiendo sabores nuevos a la receta.

Desde antaño se ha experimentado con la base del Tiramisú que principalmente es una sucesión en capas de galletas tipo “lenguas de gato”, bizcochos o vainillas, empapadas en café, cubiertas de una mezcla de queso mascarpone, huevos y nata (entre otros) y decorado con chocolate espolvoreado sobre toda la superficie final.

Una combinación perfecta de gustos. En su esencia: café, chocolate y nata, es casi como realizar el exquisito capuchino italiano pero en forma sólida.

Si algo hay perfecto para combinar tanto con el café como con el chocolate es el sabor a Naranja.

La Receta que os presentamos hoy de Tiramisú a la Naranja, respeta la receta tradicional y le añade un toque de sabor y de color que potencia el resultado final haciendo que sea el postre ideal para todas las épocas del año.

Ingredientes para nuestro Tiramisú a la Naranja:

Bizcochos
100g azúcar
200 g de queso mascarpone
200 g nata
3 yemas
3 claras
Café
Ralladura de Naranja
Chocolate en polvo
Brandi o licor de Naranja

Elaboración:

Primeramente colocamos en una fuente los bizcochos y los bañamos con café. Deben absorber el café pero no deben empaparse en exceso para que no se desarmen al querer cogerlos a la hora de montar las capas del postre.

Montamos la nata y le añadimos el azúcar, el queso mascarpone, la ralladura de naranja y las 3 yemas.

Añadir ahora, la cantidad al gusto de brandi o el licor de naranja.

Mezclar en otro bol, las claras a punto de nieve con una pizca de sal. Cuando hayamos hecho la separación de las claras y las yemas de los tres huevos, es aconsejable guardar las claras en el frigorífico para que sea más fácil montarlas, éstas deben estar bien frías y sobre todo, no contener ningún resto de yema.

Una vez que las claras hayan adquirido la consistencia deseada, se añaden a la mezcla de mascarpone.

Ya ha llegado el momento de empezar a montar el Tiramisú. Colocamos una capa de bizcochos y los cubrimos con la mezcla anterior y volvemos a colocar una capa de bizcochos; así sucesivamente hasta que terminemos con toda la mezcla.

Luego se decora con cacao en polvo cubriendo toda la superficie final y si se quiere, se decora con más ralladura de naranja o cáscara de naranja confitada.

Lo ideal para que el postre sea aún más sabroso, es realizarlo un día antes de comerlo.

A la hora de plantearnos el hacer un postre de Tiramisú, podemos experimentar variando la receta de modo que la puedan tomar los niños, las personas que no puedan ingerir alcohol o las personas celíacas por ejemplo. El resultado siempre es un postre frío riquísimo y con una presentación excelente. Sólo debemos utilizar en lugar de alcohol y café, zumos o almíbares para empapar las galletas y esencias de café o vainilla para añadirle a la mezcla de mascarpone, ingredientes que no contengan gluten, etc.

HELADO DE NARANJA AL RON

El Helado de Naranja al Ron no te llevará más de 20 minutos elaborarlo y el resultado será aún más espectacular si lo presentas en unas cáscaras de naranjas congeladas a modo de recipiente.

Para la elaboración de este postre necesitarás: (para unas 6 personas)
200 grs de azúcar
35 grs de harina
6 yemas de huevo
½ l de leche
2 dl de nata líquida
Esencia de Vainilla
1 dl de Ron blanco
100 grs de cáscara de naranja confitada

Preparación:
Primeramente batimos el azúcar, la harina y las yemas de huevo hasta que la mezcla esté blanquecina.
En un cazo calentamos la leche y le añadimos la mezcla anterior sin dejar de mezclar hasta que todo espese y tenga textura cremosa.
Ahora lo retiramos del fuego y le añadimos el ron y dejamos enfriar.
Una vez fría la mezcla, vertemos la nata, la esencia de vainilla y la cáscara de naranja picada muy pequeña. Mezclar bien.
Ponemos la mezcla en el congelador hasta que esté media cuajada, en este momento, la sacamos del congelador y batimos bien hasta romper todos los cristales y la volvemos a dejar helar. Podemos hacer esto varias veces para conseguir mayor cremosidad y dejar hasta que esté bien helado.

Para presentar el helado, podemos vaciar unas naranjas y rellenarlas de helado. Para ello, cortamos la naranja a un tercio del extremo superior y la vaciamos con ayuda de una cucharilla o un sacabolas y la dejamos en el congelador como mínimo 2 horas.

Si queremos podemos decorar con unas hojitas de menta o unas ramas de vainilla.

MERMELADA DE NARANJA

Hoy os traemos la receta de una deliciosa mermelada de naranja gracias a Naranjas Costa, que nos han mandado la caja de naranjas recién cogidas del árbol (del naranja a nuestra mesa en menos de 24 horas) que habíamos pedido. La verdad es que se nota la calidad de las naranjas y os recomiendo al 100% su compra online.

Hacer mermelada de naranja es muy sencillo y solo se necesitan naranjas y azúcar. Eso si, se tienen que dejar las naranjas con el azúcar descansar toda la noche, así que para hacer mermelada de naranja tardaremos 2 días.

Concretemos, para la mermelada los ingredientes necesarios son:

2 kg de naranjas
1 Kg de azúcar

Dependiendo de la cantidad de mermelada que queramos podemos poner más o menos cantidad, pero siempre manteniendo las proporciones.

Paso 1 – Pelamos las naranjas. De la piel resultante del equivalente a 2 naranjas les quitamos todo lo blanco y la cortamos a trocitos muy pequeños.

Paso 2 – Ponemos al fuego un cazo con agua y cuando empieza a hervir le añadimos los trocitos de piel de naranja y los dejamos cocer unos 10 minutos. Una vez pasado el tiempo les quitamos el agua y los reservamos.

Paso 3 – Troceamos las naranjas y las ponemos en una olla grande, le añadimos el azúcar por encima y lo dejamos reposar toda la nocha (sin tocar).

Paso 4 – Al día siguiente, cogemos la olla (con las naranjas y el azúcar) la ponemos al fuego (a fuego medio), removemos bien y cuando parezca que empieza a hervir la retiramos y sin tocar dejamos que se enfríe completamente. Una vez frío repetimos el proceso hasta 3 veces más.

Paso 5 – Trituramos el contenido de la olla, añadimos después los trocitos de piel que estábamos reservando y a continuación la volvemos a poner al fuego hasta obtener el espesor deseado.

Nota – Si no queremos que la mermelada de naranja tenga los trocitos de piel que tanto la caracterizan y que se integren con el resto de la mermelada, debemos ponerlos en la olla durante el paso 4 (antes de poner al fuego por primera vez) y así, a la hora de triturar las naranjas, también trituraremos la piel.

ENVASADO:
Depende de la cantidad de mermelada de naranja que hayamos hecho querremos conservarla para poder comérnosla más adelante, así que es necesario envasarla bien.

Paso 1 – Introducimos la mermelada en tarros estériles, los tapamos bien y los metemos en una olla grande cubiertos completamente de agua y lo dejaremos hervir 20 minutos.

Paso 2 – Los dejamos enfriar completamente dentro de la olla sin tocar y LISTO.

NARANJAS AL VINO

Un postre interesante: Naranjas al vino. ¿Quién se resiste a probarlo?

Vamos a ver la receta:

Ingredientes:
4 naranjas grandes
1 taza de vino tinto
1/2 taza de zumo de naranja
2 cucharadas de almendra tosada picada
1 cucharada de mermelada de naranja
2 cucharadas de azúcar
1 ramita de canela
2 clavos de olor

Cómo prepararlo:
Se pelan las naranjas y se retira totalmente la piel blanca para que no amargue.
Una vez peladas se cortan en rodajas de aproximadamente un dedo de grosor y se colocan en una fuente honda.
Se lava la cáscara de media naranja y se pone en un cazo. Se añade la canela, los clavos, la mermelada, el azúzar y el zumo de naranja. Y se cuece a fuego suave hasta que se consiga un almíbar.
Se añade el vino y se cuece unos cinco minutos más.
Se retira la cáscara de naranja y se riegan las rodajas con el almíbar.
Se deja enfríar y se sirve espolvoreado con las almendras picadas.

Recomendaciones:
Se puede añadir nata montada al gusto. O sustituir las almendras por nueces.
También se pueden pelar los gajos en lugar de cortar en rodajas y adornar con anís estrellado, presentando un aspecto como el la imagen.

GELATINA DE NARANJA

Un postre muy sencillo de preparar que admite diferentes presentaciones. Muy del gusto de los niños. Y también de los mayores.

Ingredientes (para 4 personas):
4 naranjas (o 3 si son de Naranjas Costa)
2 gr de agar-agar o 2 cucharaditas de agar en polvo
4 cucharadas de azúcar

Cómo prepararlo:
Se exprimen las naranjas hasta obtener aproximadamente 750 ml. Se pone en un cazo al fuego y se añade el azúcar. Cuando empiece a hervir se incorpora la gelatina y se remueve un poco pra que no se hagan grumos.
Se retira del fuego y se vierte en el molde o moldes. Se deja enfríar un poco y se mete en la nevera durante una hora y media o dos.

Recomendaciones:
Se puede servir la gelatina acompañada con una rodaja de naranja o frambuesas o moras (como en la imagen) o con gajos de naranja. También con guindas y nata montada. El chocolate y la menta también combinan muy bien con la naranja.

SORBETE DE MANDARINA

Un delicioso y refrescante postre.

Veamos su preparación.

Ingredientes (para 4 personas):
6 mandarinas de buen tamaño
Una pizca de sal fina
3/4 de taza de azúcar
4 claras de huevo
Hojas de menta fresca o gajos de mandarina para decorar

Cómo prepararlo:
Se pelan las mandarinas. Se pasan por la batidora, donde se le añade la sal y el azúcar.
Se montan las claras a punto de nieve y se añaden a las mandarinas poco a poco y sin dejar de remover.
Se introduce en el congelador hasta que tome una consistencia de escarcha, removiéndolo de tanto en tanto para evitar que cristalice.
Se sirve en copas adornando con unas hojitas de menta fresco o con un gajo de mandarina.

Recomendaciones:
Añadir un chorrito del licor marrasquino a la mandarina batida. O añadir el zumo de medio limón para darle un punto de mayor acidez.

TÉ DE NARANJA ADELGAZANTE

La naranja es un cítrico antioxidante y excelente para incorporar a una dieta diaria y ayudarnos a quemar calorías y bajar de peso.

Una forma de tomar la naranja que es un gran aliado para limpiar el organismo y quemar grasas, es hacernos un Té de Naranja.

Elaboración del Té de Naranja:

Necesitas unas 12 naranjas que preferiblemente estén aún verdes.

Debes lavarlas bien y exprimirlas, pero esta vez, no usaremos ese zumo, sino sólo la cáscara y la poca pulpa que le quede adherida. Evidentemente ¡no tires el zumo!, puedes bebértelo y beneficiarte de todas sus excelentes propiedades.

Estas cáscaras, las ponemos a hervir en cuatro litros de agua y las dejamos en ebullición hasta que el agua se haya reducido hasta que queden sólo dos litros aproximadamente en el cazo.

Ahora colamos todo, retiramos las cáscaras y dejamos que la infusión resultante se enfríe y entonces la dejamos en una jarra de cristal en la nevera para ir consumiéndolo diariamente.

¿Cómo debemos tomar el Té de Naranja?

Es importante que sigas estas instrucciones para que el efecto sea el que buscamos.

Después de la comida, sobre las 3 de la tarde, toma una taza de este té de naranja cuando esté tibio. No es bueno tomar ningún líquido frío después de las comidas ni exageradamente caliente, el hecho de que esté tibio ayuda a la quema de grasas.

La ingesta de este té de naranja, debe quedar separada de la ingesta de cualquier lácteo (quesos, yogurt, leche, mantequilla,…). Es aconsejable que hayan pasado 2 horas desde que se ingirió un lácteo para tomar el y que pasen 2 horas después de tomarlo para ingerir un lácteo.

Debes respetar la hora exacta en la que bebes este Té de Naranja. Si por ejemplo un día no has podido tomarlo a las 3 de la tarde, no debes beberlo más tarde o antes, sino esperar al día siguiente.

Por supuesto, procura acompañarlo con una dieta baja en calorías y no comer dulces o grasas sobre todo después de haberlo bebido.

Es fundamental que no abuses de esta infusión, sólo toma una taza diaria. Además su sabor es muy amargo pero sus resultados son espectaculares y pronto el sacrificio valdrá la pena.